El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, calificó de saludable que “por fin la justicia se pronuncie sobre un caso emblemático de lesa humanidad”, en relación a la detención del ex jefe del Ejército, Cesar Milani. Reclamó, también, que se investigue el retardo de justicia y trato diferencial para imputados por delitos de lesa humanidad durante el kirchnerismo.

El mandatario provincial recordó que cuando era senador nacional en 2010, ante el primero de los pedidos del Poder Ejecutivo de ascenso del general Milani, “su tratamiento era diferente a los militares que hasta ese momento habían sido considerados”. Morales, en esa oportunidad, denunció la politización que pretendía el gobierno de la Presidente Cristina Kirchner al ascender a un militar del área de inteligencia. “Si no pertenecía a su entorno cercano otro militar no conseguía mejoras en la Fuerza”, rememoró.

“Varios organismos de DDHH comprometieron su buen nombre y trayectoria en la defensa de Milani, o negaron los hechos denunciados tanto en La Rioja como en Tucumán”, criticó el gobernador Morales quien oportunamente aportó pruebas acompañando a los familiares del conscripto Alberto Agapito Ledo, desaparecido en el marco del Operativo Independencia.

“Incluso, la denuncia por enriquecimiento ilícito, tomó impulso cuando Milani cayó en desgracia”, agregó y señaló: “no nos olvidemos que aún está en trámite la causa de uso de los instrumentos de inteligencia para perseguir políticos opositores o periodistas”.

Morales remarcó que “al cabo de estos años, volvemos sobre un tema que ya nos había llamado fuertemente la atención: la diferencia de trato de la Comisión de Acuerdo del Senado; de la Procuradora General Gils Carbó y del fiscal Pablo Camuña en Tucumán; de la secretaría de DDHH de la Nación del gobierno anterior; o de algunas organizaciones de DDHH, como el CELS, que primero negó antecedentes sobre violaciones a los DDHH o acciones contra democracia y luego de que las imputaciones eran inocultables, cambió de opinión e impugnó el pliego de ascenso a Jefe del Ejército por la causa que ahora la Justicia lo sanciona”.

“En definitiva, esperamos que la justicia también investigue tanto las causas del retardo en el impulso de la acción penal, como el trato diferencial que se le dio a los pliegos de Milani respecto de otros militares involucrados en la represión ilegal durante los años del kirchnerismo”, reclamó el gobernador jujeño.

Indagado por los secuestros de Pedro y Ramón Olivera y de Verónica Matta, en 1976 y 1977, la justicia federal de La Rioja, ayer viernes 17 de febrero, le comunicó al general Cesar Milani -retirado en Julio de 2015- que quedaba detenido con prisión preventiva hasta la resolución de su situación procesal.