El diputado nacional por Jujuy, integrante del bloque del Frente Renovador, Alejandro Snopek, manifestó que el plan de “Sostenimiento y Fomento del Empleo” que impulsamos es una propuesta superadora al proyecto de emergencia ocupacional que aprobó el Senado. ”La iniciativa que proponemos no sólo contempla la suspensión de los despidos por 180 días y la doble indemnización en el caso que corresponda, sino que también incluye herramientas para proteger y desarrollar las PyMES, y promueve la inserción laboral de personas que tengan un plan social, posean alguna discapacidad o sean mayores de 50 años”, detalló, al respecto, el legislador.

En diálogo radial, el referente de Primero Jujuy (Cambia Jujuy) dijo que “la propuesta de nuestro espacio se sustenta en tres ejes fundamentales: la declaración de la emergencia ocupacional, la implementación de un plan nacional de Protección de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas y la puesta en marcha de un programa de inserción de beneficiarios de programas sociales al mercado laboral”.

Acerca del primer eje, Snopek precisó que la iniciativa massista plantea la prohibición de despidos por un término de ciento ochenta días, tanto en el ámbito público como en el privado, con retroactividad al 22 de abril de 2016, fecha en la que el Senado dictó la media sanción a la ley de emergencia ocupacional y que pudo haber servido como detonante para más despidos. “También se estipula dentro de este mismo apartado que las personas que quedaron desempleadas tendrán beneficios mejorados en el seguro de desempleo, y en el caso de los empleados públicos, se procederá a la renovación automática de contratos de aquellos que hayan caído en lapso estipulado en nuestra propuesta”, agregó el parlamentario.

Con relación a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, el ingeniero comentó que como primera medida se debe establecer por Ley del Programa de Recuperación Productiva (REPRO), con una sustantiva agilización en materia de trámites para que pueda hacerse efectivo en plazos breves y con una discriminación positiva para el caso de las PyME. Dentro de este marco, también planteamos un esquema de estímulos fiscales y no fiscales (eliminación de la Ganancia Mínima Presunta, IVA ingreso a los 3 meses de realizada la facturación, aplicación de libre disponibilidad a pagos de obligaciones previsionales, acceso preferencial a líneas de crédito para inversión productiva y reducción de tarifas eléctricas, entre otras) para aquellas Pymes que hayan mantenido su personal desde el mes de noviembre pasado y estén dispuestas a contratar nuevo personal registrado, ya sea de entre 18 a 25 años, con alguna discapacidad o mayores de 50 años.

Antes de culminar, el representante jujeño destacó que otro objetivo del plan es la eliminación de la incompatibilidad entre los planes sociales y el empleo registrado, ya que creemos que los programas de asistencia social deben constituir un puente al mercado de trabajo y la formalidad y no ser mero asistencialismo. En tal sentido, planteamos que toda empresa que incorpore, a partir de la sanción de la presente Ley, a beneficiarios de programas sociales podrá deducir de las obligaciones previsionales que emanen de dicha incorporación el equivalente al 50% del haber no contributivo percibido por el beneficiario; en los casos que se trate de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPyMES), el porcentaje de dicha deducción del haber será del 100%.

Por último, el vicepresidente de la comisión de Finanzas de Diputados expresó que ante la situación que vive el país no podemos tener una actitud únicamente defensiva en materia de empleo, sino que debemos ser proactivos y fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo. “El trabajo dignifica, pero, así también, es un derecho que debemos promover y proteger, tanto para el bienestar de nuestro predecesores en un sistema de reparto como para el de las generaciones que nos siguen”, concluyó.