La diputada provincial Alejandra Martínez señaló que las deficiencias en el sistema de selección de jueces, permite que personas que no reúnen las condiciones para el ejercicio de la función sean designadas para cubrir cargos en la justicia. “Esto afecta directamente a los ciudadanos que frente a vulneraciones de derechos aguardan de la justicia una respuesta reparatoria”. En esa línea la legisladora, quien es además candidata a diputada nacional por el Frente Cambia Jujuy, señaló que la ausencia de un mecanismo que permita garantizar la idoneidad de los magistrados permite situaciones de absoluta arbitrariedad y de nepotismo que suponen un severo riesgo porque pone en manos de personas sin experiencia la toma de decisiones fundamentales como lo es la administración de justicia.

En este contexto, explicó que, por ejemplo, la Dra. María Florencia Grandi, quien es esposa del legislador provincial Guillermo Snopek, ha sido propuesta para un cargo de máxima jerarquía en la estructura judicial, como el de juez de cámara, sin tener antecedentes de ningún tipo. “Es claro que el parentezco de la Dra. Grandi es lo único que se ha merituado para su nominación.

Es necesario destacar que ser parte de una Cámara requiere un conocimiento y una experiencia que la postulada no tiene ni puede acreditar. Por el contrario, ese tipo de cargos exigen una sólida formación en el derecho y un dominio de la técnica judicial, de la doctrina y la jurisprudencia que no puede tener alguien que no ha cumplido funciones en la justicia, ni han tenido una trayectoria como abogado litigante”.

En efecto, el Poder Ejecutivo remitió a la Legislatura la Nota N°44-G-15 en la que solicita acuerdo para designar a la Dra. Grandi y es uno de los pliegos que el oficialismo espera aprobar próximamente.

Precisó Alejandra Martínez que la Dra. Grandi hoy cumple tareas administrativas en la justicia federal; es decir que no tiene antecedente de desempeñar cargo alguno en la administración de justicia.

Explicó que la carrera lógica para cualquiera sin el parentesco de la Dra. Grandi sería “entrar a un cargo administrativo en la justicia provincial, con el tiempo ser designada Prosecretaria, luego Secretaria si demuestra idoneidad y responsabilidad, luego, después de años, Defensora Oficial, Fiscal, y eventualmente Juez de primera instancia, y recién al final de la carrera, normalmente ya con muchos años y una larga experiencia, acceder a una Cámara.

Por otra parte, Alejandra Martínez señalo que este tipo de selección de jueces constituye “un mensaje desalentador para quienes cumplen un servicio en la justicia y naturalmente tienen una expectativa de ascenso y de reconocimiento de su trabajo”, agregó.

Fue lapidaria Martínez al expresar que “el oficialismo en Jujuy se ha acostumbrado al abuso de poder. No tiene ningún límite”. Alejandra Martínez resaltó que el oficialismo del Frente para la Victoria ha ratificado su vocación de impedir cualquier mecanismo que reduzca el margen que actualmente tienen para una designación arbitraria de magistrados.

Pero además observó que el caso de la Dra. Grandi revela que “al diputado Guillermo Snopek principal candidato del oficialismo lo que más le interesa es mejorar la situación de su familia”. Y consideró que tanto “el candidato y todos los demás miembros del gobierno, son absolutamente irresponsables, no les preocupa comprometer los más altos intereses de la gente con una persona que no tiene ni capacitación ni experiencia”.

“Como previsiblemente el pliego se va a aprobar, la vida, la libertad, el patrimonio y el honor de miles de personas va a estar durante décadas a merced de esa persona de quien nada se conoce y que nada ha demostrado” agregó.

Por último, Alejandra Martínez afirmó que este caso paradigmático de cómo ha funcionado la selección de jueces “no garantiza ningún tipo de independencia de la Justicia. Al contrario, entra con un claro compromiso partidario”.