El gobernador electo de Jujuy, Gerardo Morales, aseguró que Mauricio Macri “va a ser el próximo presidente de los argentinos”, y pronosticó que en el Norte del país el candidato de Cambiemos ampliará su caudal electoral con relación a los comicios del 25 de octubre debido a que “el voto de la gente es principalmente un voto de cambio”.

Por eso, Morales pidió a todos los jujeños trabajar con renovadas fuerzas por la candidatura presidencial de Macri, ya que nuestro territorio requiere de un presidente que tenga la misma vocación y compromiso de cambio, “pero que además quiera a la provincia de Jujuy”.

El gobernador electo puso énfasis en la decisión de Macri de cerrar su campaña en la histórica Humahuaca, al pie del Monumento a los Héroes de la Independencia, evento que se verificará este jueves 19 de noviembre, desde las 18, al cual concurrirá toda la dirigencia nacional de Cambiemos, medios nacionales y una multitud de ciudadanos que aspiran a un cambio que venga a reparar y a devolver derechos.

Según Morales, Macri ha hecho un pacto con Jujuy, provincia con la cual está “sanamente obsesionado”. No es casual que uno de los principales puntales de su propuesta electoral sea el Plan Belgrano, que entre otros puntos incluye una inversión en infraestructura de 16.000 millones de dólares en 10 años, así como la creación de un Fondo de Reparación Histórica por 50.000 millones de pesos, la aplicación de una unidad de intervención rápida en focos de pobreza extrema, la construcción de 250.000 viviendas y un conjunto de medidas laborales, fiscales e impositivas para toda la región Norte.

“Mauricio Macri, además, va a acompañar los proyectos que nosotros hemos trazado para la provincia”, destacó Morales, puntualizando que el actual jefe de Gobierno porteño tiene la fuerte convicción de “trabajar juntos a fin de crear oportunidades para los jujeños" y que Macri entiende fundadamente que el impulso mayor que va a tener la Argentina en esta etapa de crecimiento “provendrá desde Jujuy”.

Morales destacó el firme compromiso del candidato presidencial de resolver el tema de la deuda de la provincia con la Nación; su idea de tender hacia el 82% para los jubilados; subir del 10% al 15% el cupo de bioetanol; apoyar los proyectos productivos locales, establecidos y por crearse; crear un gran parque solar en la Puna jujeña; generar pequeños emprendimientos, apoyándolos con capacitación y con créditos; instalar dos de los tres primeros radares en la lucha contra el narcotráfico en Jujuy (La Quiaca y en San Pedro).

Morales expresó que “los tiempos históricos y el devenir de los acontecimientos políticos nos dicen claramente que esta no es una elección más, sino que juntos podemos definitivamente emplazar una bisagra hacia la nueva Argentina y el nuevo Jujuy que tanto anhelamos y por el que tanto venimos luchando”.

Por eso, “es fundamental lo que va a pasar el 22 de noviembre, cuando Macri sea electo presidente por la mayoría del pueblo argentino, ya que así se potenciarán nuestros sueños y se acelerarán los tiempos del desarrollo humano y económico en nuestra patria chica”.

La relación política establecida con el gobierno central no será de sometimiento, sino de cooperación, colaboración y trabajo, acotó.

Pero además –continuó Morales- la Presidencia de Macri será un factor preponderante para “recuperar la cultura del esfuerzo y, sobre todas las cosas, la cultura de la paz que tanto necesitamos como país y como provincia”, proceso que será liderado por “un gobierno que implementará como metodología el diálogo y la capacidad de escuchar”.


LA CENTRALIDAD DEL NORTE ARGENTINO

Gerardo Morales recalcó que Macri también se comprometió a “armar el mejor equipo de gobierno de los últimos 50 años, con los mejores de Jujuy y del país”, observando de este modo la centralidad que tendrá la región NOA y NEA en el nuevo ciclo que se inicia el 10 de diciembre. Y eso será así porque el candidato de Cambiemos ha tomado verdadera conciencia de la imperiosa necesidad de poner el Norte argentino irreversiblemente en la agenda nacional como un factor determinante para lograr el desarrollo armónico del país y volver a hacer de la Argentina una verdadera potencia latinoamericana, con peso específico en la geopolítica regional. “En esa visión, Jujuy juega un rol fundamental y nosotros y toda la dirigencia del Norte vamos a saber cumplir nuestro papel con inteligencia y pasión”.

Para Morales, la elección del 25 de octubre pasado marcó un camino de cambio a nivel nacional y generó una enorme ola de esperanza para todos los argentinos. “Por eso, la del 22 de noviembre es una elección decisiva para nosotros. Y quiero dirigirme a mis conciudadanos para pedirles con gran respeto que consideren especialmente este voto de cambio, porque será altamente positivo para Jujuy, no sólo por todo lo que se podrá hacer en conjunto, sino porque junto a Mauricio Macri reafirmaremos la institucionalidad a partir de una concepción republicana, federal y transparente de la gestión”.

“El nuevo gobierno no viene a segregar ni a quitar, sino que viene a dar, a unir y a reparar”, recordó.

“Desde el 10 de diciembre, queremos devolver el poder al pueblo en derechos y en oportunidades, y terminar de una vez por todas con el sistema de opresión sobre las libertades de las personas. En ese contexto, como jujeños, valoremos y aprovechemos esta distinción que significa la presencia en Humahuaca del próximo presidente de los argentinos”, concluyó el electo gobernador.