El candidato a gobernador del Frente Cambia Jujuy, Gerardo Morales, en El Piquete, habló sobre sus propuestas de gobierno, entre las que destacó la mejora de la calidad educativa, premiando el esfuerzo y reinstalando la cultura del trabajo.

“Después del cierre de listas, en la provincia quedaron confirmados dos modelos: uno, el del Frente para la Victoria y la Tupac Amaru, es decir el acuerdo de Fellner y Milagro Sala, que dan un plan pero después persiguen al beneficiario, le toman asistencia, lo obligan a ir al corte. El otro, es el Frente Cambia Jujuy, un espacio muy amplio que ya cuenta con 22 partidos políticos. Mi compañero de fórmula, Carlos Haquim, es peronista. Porque el problema de Jujuy no pasa por cambiar el signo del partido de gobierno, sino el grupo humano que gobierna hace 17 años, que está agotado”, manifestó Morales.

Con Carlos Haquim, desde partidos políticos distintos, venimos compartiendo hace mucho tiempo la implementación de la zona franca, el fortalecimiento de la producción azucarera y tabacalera. Y hace tiempo que venimos conversando sobre la necesidad de unirnos. En nuestra lista a diputados nacionales van Alejandra Martínez y Alejandro Snopek. Hemos buscado la unión para trabajar y para terminar con el sistema de violencia y de opresión”, dijo Morales, quien también repudió el brutal ataque del FPV a una empleada municipal que milita con el Frente Cambia Jujuy en La Esperanza, como forma de castigo por sumarse al Cambio.

A toda esta violencia, la tenemos que terminar. Pero sin miedo. Y hay que recuperar la paz, pero con gobierno. Hay que recuperar autoridad política, orden, que se cumpla la ley y que nos respetemos entre nosotros”, definió el senador.