Pensar en ese 24 de marzo de 1976 nos hace mirar al pasado con dolor. Ese día comenzaba una de las más cruentas dictaduras que sufrió nuestro país a lo largo de la historia.

En los años que duró esta dictadura, a la que recordamos como la época más oscura de nuestra historia, se realizaron toda clase de abusos, más de 30 mil personas fueron desaparecidas, se secuestró, se torturó, se llevó a cabo el Plan más sangriento que podamos imaginar.

Nuestros amigos, familiares, vecinos llevados a centros clandestinos de detención y tantos otros argentinos tuvieron que dejar su tierra, exiliados forzadamente. Años negros en los que la violación de los derechos humanos y el terrorismo de estado era una constante. Hoy, a 44 años de ese día conmemoramos y mantenemos vivos a nuestros hermanos para siempre en nuestra memoria y en el corazón de cada argentino.

Hoy, ya instituido oficialmente el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, vamos a hacer un minuto de silencio donde estemos, vamos a recordar cuánto nos costó esta DEMOCRACIA para no perder nunca el norte y defenderla, para siempre, como el bien más preciado.

Vamos a seguir trabajando por la unión de los argentinos porque todos sabemos con los dolores que cargamos y eso nos tiene que hacer cada vez más fuertes para seguir luchando: “Tenemos una meta: La vida, la justicia y la libertad. Tenemos un método para conseguirlo: La democracia” Raúl Alfonsín.

Mario Pizarro
Secretario de derechos humanos Comité Provincia Unión Cívica Radical.