Con autoridades del primer Ministro de San Marino, Nicola Renzi, el Cónsul de San Marino en Argentina, Giovanni D’Avossa, y representantes de la asociación sanmarinense de Jujuy, la senadora nacional Silvia Giacoppo recibió –en el Palazzo Pubblico, sede del gobierno- una condecoración y un pergamino honorífico por parte de la Serenísima República de San Marino.

Giacoppo, al recibir la distinción de honor de la Gran Cruz Caballero oficial de la Orden de Santa Agata, señaló que “Lo primero que me viene a la mente al recibir este honor, es una profunda gratitud con todos los que me consideraron para el mismo. No alcanzan las palabras para expresar lo agradecida que estoy de haberlo recibido”.

“San Marino es el país de mis abuelos, de mis antepasados, una tierra hermosa y llena de vida. Un bello lugar, también por su gente. Su hospitalidad, su amabilidad, su pasión por la vida siempre las llevo conmigo e intento imitar cada vez que vuelvo de visita”, agregó.

“En San Marino siempre me siento en casa –afirmó- porque mis abuelos llevaron toda la alegría de sus costumbres al emigrar a Argentina, conservando la esencia de San Marino: la familia, las costumbres, los valores, transmitidos de generación en generación, haciendo conocer a todos un poquito de este hermoso país, y replicando la felicidad y la unión”.

“Espero el contacto y la colaboración siempre siga vigente entre nosotros, y sepan que, si en algún momento visitan Argentina, quisiera poder corresponderles tamaña hospitalidad y generosidad que he recibido aquí”, concluyó la senadora.