Así lo afirmó el titular del Bloque de diputados del Frente Cambia Jujuy, Alberto Bernis, durante una conferencia de prensa realizada en la Legislatura de Jujuy, donde el oficialismo sentó posición respecto al pedido de la oposición de declarar la emergencia alimentaria en la provincia.

Durante su exposición Bernis defendió la creación del Plan de Contingencia “Jujuy Asiste y Reactiva”, asegurando que el gobierno de Jujuy anticipo la crisis, “el plan de contingencia es más que la emergencia alimentaria que impulsa la oposición, incluso, agregó, es mucho más que la emergencia que dictó el Congreso de la Nación. Es una asistencia efectiva que apunta a sostener sectores de Jujuy que hoy la pasan mal o son de escasos recursos” precisó.

El legislador especificó lo que lleva invertido el Gobierno provincial en asistencia social, señaló que son 1500 millones de pesos los destinados sólo para la emergencia alimentaria. Agregó que unos 300 millones de pesos fueron para planes sociales; 550 millones de pesos para infraestructura básica como, obras de agua potable, cloacas, red eléctrica, apertura de calles en asentamientos y otras obras de mejora de calidad para sectores vulnerables; por último hizo mención a los 530 millones de pesos destinados a ayudar a las pymes. En total dijo, que aproximadamente son $ 3.000.000.000 lo que el Gobierno provincial viene destinando a mitigar la crisis.

Finalmente Bernis cuestionó a sectores opositores por no acompañar en su momento la sanción de la ley de creación del plan de contingencia Jujuy Asiste y Reactiva, seguidamente los acusó de querer “hacer política con el hambre de la gente”.

Por su parte, el diputado Fabián Tejerina declaró que este plan de contingencia lo vienen trabajando desde julio del año pasado, y que es más integral que el que propone la oposición. Destacó que se logró, desde el estado con políticas públicas, dar una respuesta concreta, ya que asiste a otras tipologías y significa una lucha contra la pobreza.

Por último la diputada Victoria Luna Murillo aseguró que desde el año pasado está garantizado el derecho a una buena alimentación de alta calidad nutricional para 152625 chicos que comen en los comedores escolares de la provincia.