El 13 de enero de 2019 no será una fecha cualquiera, será recordada por familiares, amigos y por la dirigencia política de la UCR (Jujuy) con tristeza por la despedida a Eva Gonzales de Tejerina.

Su vida fue muy particular. Su origen fue en el Chaco formoseño. Nació en el paraje 20 Quebrachos, donde vivió junto a 16 hermanos. En su juventud llegó al ramal jujeño, suelo en el que conformó su familia, siendo su residencia el pueblo de La Esperanza. Con una viudez prematura, estuvo a cargo de sus 5 hijos, situación que no resultó un obstáculo para salir adelante. Desarrolló su vocación hacia los más necesitados y su pertenencia política no le impidió tender la mano generosa hacia todos sin distinciones.

En los 36 años de democracia tuvo un rol trascendente en la región, siendo su humilde casa familiar uno de los lugares con mayor historia del radicalismo jujeño. La morada del barrio Santa Rosa de Lima en San Pedro de Jujuy, fue el espacio por muchos años en donde se debatía, construía, acordaba y se vivía la política, mientras la EVA cocinaba esas únicas e irresistibles empanadas de charqui y mondongo, sin siquiera mirar la hora.

Dirigentes de aquellas épocas como PACO LEIVA, ANTONIO ALBORNOZ, HUGO ZAMAR, MIGUEL BRAVO y muchos otros; los actuales GERARDO MORALES, MIGUEL GIUBERGIA, PIKY BERNIS, MARIO FIAD, FREDY MORALES, CHULI JORGE y ALEJANDRO NIEVA; los intendentes del Ramal JULIO BRAVO, RAMON CARRIZO, RICARDO FARFAN, LUIS COLQUE, FERNANDO AGÜERO, JUAN CARLOS RUIZ y CARLOS IBARRA; diputados nacionales y provinciales, ministros, secretarios, dirigentes sindicales y sociales, comisionados, concejales y vocales, todos ellos recibieron el cariño de esa mujer especial. Sin descuidarse de todos aquellos que acudían por una necesidad de salud, alimentaria o laboral o por una simple gestión.

El 13 de enero de 2019 también quedará en el recuerdo por ser el día que el pueblo jujeño empieza a enterrar en el pasado una etapa de desencuentros e intolerancia, haciéndose públicamente conocidas las condenas a personas que representan el odio y la violencia, significando ese fallo de Justicia el triunfo de la vida y la paz que la provincia eligió.

Esto pasó el 13 de enero de 2019 exactamente a la misma hora. El dolor de la partida de Eva Gonzales de Tejerina, ejemplo de lucha y tenacidad, por otro lado, la justa condena a los que robaron y humillaron a los humildes. Quizás una simple casualidad o quizás su último acto de amor. ¡Hasta siempre!